Startup Weekend: 54 horas para crear Cycla de la nada y ganar un premio

Equipo_Cycla_StartupWeekend

El equipo de Cycla, premio Emprendimiento Social del StartupWeekend Córdoba 2014. De izq a dcha: Cristóbal, Tania, Rafa, yo, José Carlos, David y Rubén.

Sólo unas líneas para contar que este fin de semana pasado participé en el Startup Weekend de Córdoba, evento global que se celebra en cientos de ciudades del mundo (+700) y en el que participan miles de emprendedores (123.000) y se crean miles de startups (+13.000) impulsado por Google for Entrepreneurs. El evento en Córdoba estuvo organizado por el equipo de Cosfera y dinamizado ma-gis-tral-men-te por el mexicano Santiago Zavala, de 500Startups.

Presenté el viernes en un minuto una idea que se me había ocurrido unos días antes, fue una de las más votadas, lo que me permitió formar un equipo de seis personas (en la foto, y que no nos conocíamos de nada hasta entonces) y en menos de 54 horas creamos (¡y validamos, con clientes reales que pagaron!) una startup llamada Cycla.

La idea es conectar vía móvil app a ciclistas urbanos con personas/comercios que quieren hacer envíos urbanos urgentes (la mensajería tradicional es lenta, cara y contaminante). Cualquier persona con bicicleta y tiempo libre puede ser en un momento dado un “cyclista” y ganar un dinero, algo muy importante para mucha gente que necesita generar ingresos como sea hoy en día, y además es ecológico y aprovecha las infraestructuras urbanas (carriles bici, aparcabicis, etc.) e impulsa que se hagan más y mejoren las existentes.

Pues bien, después de trabajar como locos este finde (el sábado conté 18 horas seguidas de trabajo, nunca había currado tanto), el domingo hicimos el pitch final junto a otros 11 proyectos…. ¡Y ganamos en la categoría de Emprendimiento Social! Además fuimos la 2ª startup más votada para el premio Mención Especial del Público.

Los ganadores en la categoría principal fueron Apparcalo, Pick&Go y Yo Camarero, tres grandes propuestas que resulta increíble ver cómo se perfilaron de manera tan completa y profesional en solo 54 horas.

Una experiencia inolvidable en la que aprendí, conocí y experimenté tantas cosas que aún a día de hoy sigo sin entender cómo ha sido posible en un sólo fin de semana.

Fogueando ideas con los alumnos del MIP

I Palm Startup Contest Winners

Los alumnos Neus Blasco, Ana Juan y Antonio Mas, junto con un servidor, en la entrega de premios del I Palm Startup Contest

La semana pasada conocí a los alumnos de la 2ª edición del Máster de Innovación en Periodismo, título oficial que imparte la UMH en Elx. Fue durante los tres días de clase que tuve con ellos, en los que vimos multitud de temas relacionados con el emprendimiento y la innovación periodística.

En las 12 horas que estuvimos juntos hubo mucha teoría sobre el cambio del periodismo ‘industrial’ al post-industrial, pero también tiempo para la puesta en práctica. En la imagen vemos el efecto final de esto que algunos llaman aprender haciendo y que no deja de ser puro sentido común. A lo largo de las tres jornadas hicimos un ejercicio de pre-business model (usando typeform, un magnífico ejemplo de startup española de éxito) que fuimos refinando hasta llegar a las últimas dos horas de clase, donde cada alumno hizo un elevator pitch en el marco de un espacio que nos inventamos y que llamamos ‘Palm Startup Contest‘.

Les repartí varios miles de euros (fotocopiados, claro) y tres sobres a cada uno. Había un total de 9 proyectos. Iban a ser a la vez emprendedores en busca de financiación e inversores. Los tres que aparecen en la foto conmigo fueron los más invertidos por sus propios compañeros tras el elevator pitch que hicieron, y que habían preparado con un solo día de antelación. Foguearon así sus incipientes ideas para sus proyectos de máster, aunque en algún caso, esas ideas ya están muy avanzadas. Y al mismo tiempo pudieron ponerse momentáneamente en la piel de los inversores, espero que esto en el futuro les de cierta empatía que les permita afinar mejor sus estrategias hacia ellos.

Tengo muchas esperanzas en estos alumnos, creo que de esta edición pueden llegar a salir proyectos sólidos. Lo podré comprobar en enero, cuando tengamos las tutorías. Mientras tanto, siguen aprendiendo. Ayer y hoy, con Juanlu Sánchez, subdirector de Edliario.es. Este MIP promete mucho.

La cara B de Silicon Valley: luchando por sobrevivir en la moderna fiebre del oro

La portada del libro-reportaje y la foto de su autor, Gideon Lewis-Kraus.

La portada del libro-reportaje y la foto de su autor, Gideon Lewis-Kraus.

Acabo de terminar de leer el libro ‘No Exit‘, un extenso reportaje en el que Gideon Lewis-Kraus destripa para Wired el tan reluciente ecosistema de Silicon Valley. Y en el que nos muestra su otra cara, la B, que sin embargo es la poblada por el 99% de los emprendedores que cada día llegan a El Dorado de las startups, atraídos por el fulgor del 1% que representan los fundadores de Google, Facebook, Dropbox, Airbnb y cía. Lo descubrí gracias a Antonio Ortiz y me lancé a comprarlo atraído, por qué negarlo, por su precio: 1,47