Periodismo ONG

¿Necesitan los medios ser grandes empresas con ánimo de lucro?

Hace casi un año escribía un post que se titulaba parecido: ‘El medio como ONG‘. Antes había hablado en el SICARM de ‘El periodismo después del negocio‘. Meses antes aporreaba al teclado para reflexionar sobre el voraz apetito de Neptuno en ‘Los medios se están tragando a los periodistas‘.  En los días previos estaba más optimista y había posteado que  ‘El periodismo aún no está muerto‘. Hoy, por fin, tenemos material de estudio para tanta idea y tanta ilusión. Del primer artículo que he citado:

A menudo uno oye o lee que ⤽esto es un negocio, chato, no una ONG⤝. Creo que lo de

Periodismohumano.com nace el 23 de marzo

El próximo 23 de marzo nace Periodismohumano.com

El próximo 23 de marzo nace Periodismohumano.com

El próximo martes 23 de marzo, a las 11 de la mañana, nace Periodismohumano.com. Lo hace con la eclosión de una primavera muy deseada por todos -¿será un buen presagio?- después de este largo letargo invernal. Y será en forma de rueda de prensa interactiva: presentación del medio por su director y su equipo en vídeo-streaming con comentarios de Facebook y Twitter y la posibilidad abierta de preguntarles como si fueras un periodista en la sala. No te lo puedes perder.

Y hay mucho que preguntar y que conocer.

Nosotros, en Nxtmdia, estamos apretando los dientes para que Periodismohumano.com tenga una percha estable y funcional acorde con los objetivos de este proyecto sin ánimo de lucro en el que, por cierto, tu puedes colaborar como socio o como donante.

Empezó la cuenta atrás 🙂

Sobre el desarrollo de Periodismohumano.com

“Sabíamos dónde estaba la respuesta: en el software libre. Por eso para el nuevo medio periodismohumano.com llamamos a la gente de Nxtmdia: creen en el mismo ecosistema de la información que nosotros y tienen las mismas ganas de explorarlo. Junto con ellos hemos desarrollado nuestro sistema de publicación a partir de WordPress, un gestor de contenidos en el que trabaja constante y desinteresadamente una comunidad internacional de desarrolladores, que contínuamente remezclan el producto original. Esa es la ventaja: no compras a un coste millonario la licencia para usar un gestor que no puedes tocar, sino que te gastas el dinero en mejorar un producto colectivo que es gratis en origen”.

desde Un corazón de software libre para bombear humanidad al periodismo