No faltan ideas para permitir el periodismo

Digo ‘permitir’ porque no pretenden encarnarlo, enarbolarlo cual estandarte. Estas ideas son hipótesis, prototipos, notas para un mínimo producto viable, embriones de posibles productos o incluso servicios que permitan el periodismo. En mayor o menor grado: para unos es una vía hacia mercados paralelos (servicios, comunidades, ecommerce), para otros casi podemos imaginar cómo logran extraer periodismo del subsuelo a borbotones.

Y digo que no faltan porque estos días estoy co-evaluando -junto a Miguel, su director- las primeras propuestas de los alumnos y alumnas del Máster en Innovación en Periodismo para comenzar con su proyecto. Ese que será la espina dorsal de su Trabajo de Fin de Máster (TFM). Y hay tantas ideas. Uno lleva tantos años dándole vueltas y vueltas a esto, y da igual, siempre está la sorpresa de un punto de vista inesperado, un ángulo nuevo, incluso posibles mercados o nichos impensables pero que, cuando los ves escuetamente pergeñados en un par de frases, te dices a ti mismo: ¿¡Pero, cómo, cómo no!?

Siempre está la sorpresa de un punto de vista inesperado, un ángulo nuevo, incluso posibles mercados o nichos impensables

Entre medias, por supuesto, no es todo innovador, revolucionario, disruptivo. Hay lugar hasta para ideas analógicas en este master. Pero hay en todas las propuestas la intención (y si no la hay ya nos encargamos los profesores de inyectarla por las buenas o no tanto) de hacer algo que impacte en el usuario porque es una demanda que éste tiene explícita, implícita o directamente soterrada.

Y para llegar a él, a su llamada, su grito alto y claro, o sordo, no importa, el canal es eso, un canal. Aquí caben drones, inteligencia artificial, deep learning, por supuesto: voz, el indudable hype del momento; bots, curiosas vueltas de tuerca al branded content,audiencias tan bien definidas que el canal y hasta el formato es lo de menos para el MVP o combinaciones de contenido y e-commerce que algunos dirán que no es periodismo y otros, que es el futuro inmediato al menos para un segmento de ciudadanía muy concreto.

Todos estos ejemplos aún tan embrionarios son esperanzadores. Si queremos venirnos más arriba, podemos dedicar un buen rato a repasar los proyectos cofinanciados hasta hoy por la Digital News Innovation Fund de Google. Hay propuestas, sobre todo en el apartado de prototipos, realmente innovadoras y que a uno le gustaría ver crecer y cambiarlo todo. Una de estas es GrafIA, una herramienta que propone gráficos al redactar mientras éste escribe, aplicando técnicas de machine learning y big data. Obra del infografista Rafa Höhr y la periodista Rafaela Campani, compañeros de trabajo en Prodigioso Volcán, valga como disclaimer.

La matrícula al MIP está ya cerrada para esta edición (se abrirá en abril de 2019), pero la sexta y ¡última! edición del Google DNI Fund está abierta hasta el 3 de diciembre

Un experimento para periodistas

Hace ya unos meses empecé un pequeño experimento. Pequeño por simple y espartano. Quise hacer un botón que al pulsarlo convierta un perfil de Twitter en otra cosa. Desde luego no mejor. Otra cosa: un portfolio de historias. Fin.

No un algoritmo que analice tweets y cree por sí solo y a partir de ellos fabulosas historias. Simplemente un lugar donde colocar las historias que tú creaste (con tus manitas). Tu foto de Twitter, tu bio de Twitter, hasta tu imagen de fondo de Twitter. También un botón muy grande para que te sigan en Twitter.

Pero no tus tweets (para eso ya está Twitter).

De momento se llama Newsroom.land

Home de Newsroom.land, lo que se ve es todo lo que hay

Home de Newsroom.land, lo que se ve es todo lo que hay

Como se ve claramente, sólo se ofrece una opción:

Simple, ¿no?

Simple, ¿no?

¿Qué pasa cuando pulsas? Quizá quieres probarlo tú mismo (la aplicación no puede publicar nada ni seguir ni hacer fav por ti. Sólo capta tu avatar, fondo, bio y usuario de Twitter).

Como verás, tras aceptar la aplicación en Twitter, llegarás a una página con tu perfil:

Mi perfil en Newsroom.land

Mi perfil en Newsroom.land.

Puedes cambiar tu nombre de usuario, tu imagen de fondo, etc:

Editando mi perfil

Editando mi perfil

Pero por si no te apetece, la aplicación te lo da ya hecho.

¿Y para que sirve (de momento) Newsroom.land?

Para dos cosas muy sencillas y muy relacionadas:

1. Para tener-colocar-guardar-mostrar nuestras historias ordenadas por los sitios donde las publicamos. Así:
El sistema es tan sencillo como los trazos que lo explican

El sistema es tan sencillo como los trazos que lo explican. En la columna izquierda aparecen las fuentes donde el usuario ha publicado sus historias. Y a la derecha, las historias. En este pantallazo se muestran todas (“All (59)”). Si selecciono, por ejemplo, Eldiario, mostrará sólo las 22 que he publicado en este medio. Y así sucesivamente. Internamente estas se ordenan por fecha (por defecto) o por Favoritos. El usuario puede destacar sus historias individualmente.

Añadir historias al portfolio es a prueba de vagos o gente con poco tiempo o paciencia: basta con pegar la URL. Ahí:

Pegas la URL en la caja y haces clic en el botón verde. Y ya.

Pegas la URL en la caja y haces clic en el botón verde. Y ya. Punto. Newsroom.land coge el titular, la imagen destacada de tu artículo, la fuente y la fecha y lo clasifica y pone bonito en tu portfolio.

y

2. Que si a alguien le interesa nuestro trabajo aquí mostrado, nos lo deje saber:
muy simple

Nada de conexiones mágicas ni klouts: ¿te interesa, del modo que sea, lo que hago? Contáctame. Ah, esto es opcional: si no quieres que nadie te moleste, puedes desactivar este formulario 🙂

Pues eso y poco más: puedes editar las historias, el sistema las coge enteras con HTML y todo pero solo muestra una parte; puedes establecer en qué temas, ámbitos geográficos y formatos eres experto y puedes destacar tus historias. Ah, bueno, eso ya lo dije. Pues ya está, esto es todo.

De momento.

Un experimento. èsalo como quieras. Aunque lo he pensado como y para periodistas, igual te sirve para tus trabajos de la uni, tus papers o qué se yo.

Sí, sí, ya sé que faltan muchas cosas. Seguro que también alguna sobra, y mira que hay pocas. Tu feedback aquí en los comentarios o por mail (paullopf(arroba)gmail(punto)com) será apreciado y respondido.

Quién sabe. A lo mejor juntos descubrimos mejor cuál debería ser la siguiente funcionalidad de Newsroom.land.

Una pista (obvia) para empezar: piensa en el nombre.


Para los frikis del asunto, aquí los mockups navegables que le hice a Dacmail  para el desarrollo (todo en PHP). Diseño no hay, es todo Bootstrap. Bueno, el logo, que lo hice yo, no creo que se pueda incluir en ‘Diseño’. Se admiten propuestas de mejora.

Ir a Newsroom.land.

La cara B de Silicon Valley: luchando por sobrevivir en la moderna fiebre del oro

La portada del libro-reportaje y la foto de su autor, Gideon Lewis-Kraus.

La portada del libro-reportaje y la foto de su autor, Gideon Lewis-Kraus.

Acabo de terminar de leer el libro ‘No Exit‘, un extenso reportaje en el que Gideon Lewis-Kraus destripa para Wired el tan reluciente ecosistema de Silicon Valley. Y en el que nos muestra su otra cara, la B, que sin embargo es la poblada por el 99% de los emprendedores que cada día llegan a El Dorado de las startups, atraídos por el fulgor del 1% que representan los fundadores de Google, Facebook, Dropbox, Airbnb y cía. Lo descubrí gracias a Antonio Ortiz y me lancé a comprarlo atraído, por qué negarlo, por su precio: 1,47

Emprendimiento en periodismo: brechas y puentes (vídeo+presentación)

Hace ya unos 20 años cayó un metorito llamado Internet. Su efecto, entre otros, ha sido el de crear un enorme terremoto sobre la industria mediática y el ejercicio del periodismo que aún no cesa. Un seísmo que abre enormes brechas en esta profesión.

El pasado lunes 22 de abril hablé de ellas y de los “puentes” que se están emprendiendo para salvarlas. Unos puentes aún básicos y poco estables, pero que marcan posibles puntos de sutura para el ejercicio del periodismo para/hacia/con una sociedad que ha cambiado mucho tras aquél impacto.

Fue una conferencia en el MediaLab Prado de Madrid como parte de la sesión sobre periodismo digital ‘Outside the Media. Periodismo desde los márgenes. Emprendimiento personal y colectivo. Identidad digital social dirigida porTíscar Lara. Actividad en el marco del ciclo de conferencias Comunicación, cultura y ciudadanía digital (Master CCCD) en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos.

Aquí el vídeo de la charla:

Y aquí, la presentación:

Microperiodismos, crisis y aventuras

El libro Microperiodismos, aventuras digitales en tiempos de crisis

Nos acaba de llegar a la oficina el libro ‘Microperiodismos, aventuras digitales en tiempos de crisis‘, de Eva Domínguez y Jordi Pérez Colomé y publicado por la Editorial UOC, universidad de la que la primera es docente de Periodismo. Bottup es una de esas aventuras digitales.

“Los medios de comunicación tienen un presente incierto y un futuro negro”. Frente a eso, el libro, enfoca en una parte mucho menos obvia: las soluciones que comienzan a crecer en los márgenes de la industria tradicional y que tienen por protagonistas a los propios periodistas.

[+] Más en el blog de la Redacción de Bottup