La cara B de Silicon Valley: luchando por sobrevivir en la moderna fiebre del oro

La portada del libro-reportaje y la foto de su autor, Gideon Lewis-Kraus.

La portada del libro-reportaje y la foto de su autor, Gideon Lewis-Kraus.

Acabo de terminar de leer el libro ‘No Exit‘, un extenso reportaje en el que Gideon Lewis-Kraus destripa para Wired el tan reluciente ecosistema de Silicon Valley. Y en el que nos muestra su otra cara, la B, que sin embargo es la poblada por el 99% de los emprendedores que cada día llegan a El Dorado de las startups, atraídos por el fulgor del 1% que representan los fundadores de Google, Facebook, Dropbox, Airbnb y cía. Lo descubrí gracias a Antonio Ortiz y me lancé a comprarlo atraído, por qué negarlo, por su precio: 1,47

Huelga General 29 S: mis motivos

Cartel oficial de la Huelga General

Cartel oficial de la Huelga General

Aunque no soy trabajador por cuenta ajena, e incluso aunque se podría decir que soy empresario, apoyo totalmente la huelga general hoy convocada.

Al margen de la opinión que me merecen las estructuras y formas de funcionar de los sindicatos mayoritarios convocantes, sí creo que como ciudadano es mi deber moral sumar en esta convocatoria: hay motivos de sobra. Más que nunca, más que en ninguna de las anteriores huelgas.

Desde mi modo de verlo, ya no se trata sólo de defender los derechos laborales conquistados con tanto esfuerzo durante tantos años (que no es poco), sino de rebelarse ante la evidente dictadura en la que vivimos, donde el nebuloso y prácticamente invisible poder financiero especulador dicta a los gobiernos que elegimos cómo tenemos que organizarnos económica y socialmente. Para su beneficio, por supuesto.

Se trata de decirle al Gobierno: “No os votamos para servirles a ellos”. Y de recordarle, de paso, que su excusa de que “no hay otra opción” es radicalmente falsa. Sí hay otros caminos: tasas a la especulación, control financiero, banca pública, impulso de la economía y la empresa abierta, impulso de la economía social y el emprendimiento social, creación de herramientas para la sociedad civil e inversión pública seria y decidida en Investigación, Innovación y Formación, a mi modo de ver los tres pilares del progreso cuando los beneficios de estas tres patas son públicos.

Zapatero: mentiste. Nos has fallado, ¡vaya si lo has hecho!

Nuevo poder para nuestro rol como consumidores: las ’empresas B’

Etiqueta certificativa de una B Corporation

Era cuestión de tiempo. Piénsalo: Vas a comprar, por ejemplo, un detergente. Entre dos marcas de precio similar, una lleva una etiqueta ecológica, es decir, un organismo independiente certifica que dicho producto cumple una serie de normas ecológicas. El otro no. ¿Cuál te quedarías?

En Estados Unidos han surgido (y parece estar funcionando) las ‘B Corporations‘. Se trata de empresas que obtienen para su marca una etiqueta de responsabilidad social. La otorga B Labs, una organización independiente y sin ánimo de lucro. Para obtenerla, las más de 300 empresas que ya la tienen tuvieron que demostrar que crean beneficio no sólo para sus accionistas, sino también para los empleados de la compañía, la comunidad a la que sirve o con la que se relaciona y el medio ambiente que le rodea o al que afectan sus procesos.

Para estas empresas representa, además de un acreditado cumplimiento de su responabilidad social corporativa, una ventaja competitiva respecto a sus rivales en productos y/o servicios. Para el consumidor, una oportunidad más para cambiar las cosas ejerciendo uno de los pocos poderes que aún no está en agenda ser arrebatado a la ciudadanía: el de la decisión de compra.

En este vídeo se explica su fundador:

¿Comprarías antes un producto similar en calidad y precio a otro por estar certificado con una etiqueta de socialmente responsable?

Los medios de hoy en día tendrían difícil conseguirla, eso sí.

Vía: Change Clotez / @josepmiro