¿Harán algo los grandes medios que se están beneficiando de Wikileaks para salvarla?

Imagen de apoyo a Wikileaks y a Julian Assange

Imagen de apoyo a Wikileaks y a Julian Assange

El revolucionario Julian Assange ya se encuentra detenido en Londres, y así permanecerá al menos hasta el 14 de diciembre, después de que el juez denegara su libertad bajo fianza. Assange se dirigió voluntariamente esta mañana a una comisaría de la capital del Reino Unido.

Mientras tanto, tras las presiones del senador estadounidense Joe Lieberman, Amazon decidió dejar de alojar Wikileaks. Lo mismo ha hecho PayPal, asestando un injusto golpe a la vía más rápida de recaudación de apoyos económicos para sostener Wikileaks. Twitter, esa “herramienta revolucionaria para la comunicación del Siglo XXI”, aunque lo niegue, también está censurando a Wikileaks en sus influyentes Trending Topics. Facebook, por su parte, dice por ahora que no piensa hacer nada contra Wikileaks (fuente).

Para colmo, acabamos de saber que Visa Europa también acaba de anunciar que suspende los pagos a WikiLeaks mientras investiga “la naturaleza del negocio de esta web y si contraviene las normas operativas de Visa”. Exactamente lo mismo se está planteando Master Card. En cambio, con ambas puedo hacer donativos al Ku Klux Klan tranquilamente.  Ayer, el banco suizo PostFinance cerró una cuenta de Assange. La razón que dio un banco radicado en uno de los países más opacos y eterno paraíso fiscal: por lo visto, Assange mintió respecto a su residencia al abrirla.

Es bastante obvio que si WikiLeaks sobrevive a esto, alguno de los cables que publicará en el futuro hablarán de cómo EEUU presionó a todas estas empresas y entidades para hacer lo que están haciendo.

Y por su parte, ¿qué están haciendo los periódicos que están disfrutando de la exclusividad a la hora de difundir el material de WikiLeaks? Comencemos con la visión de Julian Assange sobre la relación entre WikiLeaks y estos medios:

“Hillary Clinton no tuvo una sola palabra de crítica para los otros medios de comunicación, y eso se debió a que The Guardian, The New York Times y Der Spiegel son viejos y grandes, mientras que WikiLeaks es aún joven y pequeña. Están tratando de matar al mensajero porque no quiere que la verdad, incluyendo información sobre sus propias relaciones diplomáticas y políticas, sean revelados”

Solo con una pequeña parte de los beneficios en forma de ventas del papel, tráfico y publicidad que están teniendo por dicha exclusiva sería suficiente

A esa lista falta añadir al francés Le Monde y el español El País, que ha dado buena cuenta a efectos de imagen y construcción de marca de todo el asunto, con extra en dominical incluído. Assange dice estas palabras en la última nota que ha publicado hoy, antes de acudir a aquella comisaría, donde sería detenido. Creo que el propio Assange demuestra en estas palabras darse cuenta que aunque seguramente sean los mejores aliados posibles en estos momentos, estos grandes medios -que cotizan en bolsa y tienen sus lógicos intereses económicos y políticos- no encarnan precisamente lo mejor del concepto “socio” para el tema que se traen entre manos.

¿Por qué no se unen estas megaempresas mediáticas para financiar a fondo perdido un proyecto tecnológico que permita a Wikileaks mantener su presencia en Internet con total seguridad e independencia, a la vez que sirva de plataforma segura para seguir recibiendo donativos de los ciudadanos de todo el mundo?

Solamente con una pequeña parte de los beneficios en forma de ventas del papel, tráfico y publicidad que están teniendo por dicha exclusiva sería suficiente. Pero no lo hacen.

¿No sería mejor que existiese una red distribuida y global de periodistas independientes que, al igual que hacen los programadores de software libre, se coordinaran para trabajar editando los cables y liberándolos al conocmiento público?

¿Harán algo los grandes medios que hasta ahora se están beneficiando de Wikileaks para salvarla? Por el momento ya hay una campaña en Actuable solicitándoselo. ¿Firmas?

Imagen (CC): R_SH

El concepto Soitu puede seguir por otros caminos

Creo que si Larra hubiese nacido en 1981, hoy se volvería a suicidar. El mayor experimento mediático español a gran escala anuncia hoy su fin:

“(…)el mundo ha cambiado y soitu se tiene que despedir hoy de sus lectores”.

Son palabras tecleadas hoy mismo por Sindo Lafuente, quien tras convertir a elmundo.es en el diario online en español con más usuarios, se lanzó a moldear un producto -no dejaba de serlo- totalmente diferente. Y para más de un millón de usuarios únicos al mes, mejor.

Muchos de vosotros también recordaréis, hace justo hoy tres años, en aquél ya mítico congreso de Valencia, las primeras luces de Soitu:

⤽Yo creo que los periódicos ya están muertos, así que no me interesan.⤝

También lo dijo Sindo, justo antes de anunciar que estaba creando “un nuevo medio” y dar su e-mail para aquellos periodistas con ganas de hacer algo diferente que quisieran participar en aquella aventura, que por aquél entonces aún no se llamaba oficilamente Soitu. Christian, Daniel y yo también andábamos por allí ultimando nuestro proyecto, mucho más modesto y en un plano bastante diferente. Más tarde tuve la suerte de compartir mesa con Sindo en Huesca y escuchar con qué calma habla este hombre de maneras tan rompedoras de hacer periodismo. Un gusto.

No voy a resumir lo que ha supuesto soitu en estos 22 meses de vida para el periodismo español. Un medio que ha logrado un sitio fijo en el Newsmuseum y varios premios e la ONA y la SNDE en tan poquísimo tiempo lo dice todo. Y su millón largo de usuarios únicos al mes que se han pasado la tarde velando el cadáver en UTOI (una de los mejores experimentos de Soitu, que seguirá) y en Facebook, también.

Me interesa más verlo desde el punto de vista práctico, aunque a algunos lo que voy a decir les sonará más a utopía: este caso, junto con el ‘asesinato’ de ADN.es creo que pone cada vez más claramente de manifiesto que el dinero, en España, es muy pero que muy conservador. Existen, a grosso modo, dos maneras de rentabilizar la inversión en un medio: a través de ganancias -en el caso online, vía publicidad, algo que hoy se antoja casi imposible-, o vía ‘Influencia en’, sígase con Moncloa, Partido X o sectores Z. Con ello, si limitamos el ejercicio del periodismo a una fuerte inversión cuyo retorno sólo es posible por esas vías, encontramos que obtendremos o un periodismo opaco (ejemplo, que además, sigue luciendo patrocinio del que era el principal accionista de Soitu) o una plantilla de buenos periodistas en la cola del INEM.

Por todo esto, vuelvo a insistir en la necesidad de sumar esfuerzos en pos de un periodismo sin ánimo de lucro, un periodismo de servicio social, un periodismo generado a través de plataformas en lugar de medios privados (y privativos), lideradas por emprendedores sociales, otro concepto que también necesita ampliar su rango de conocimiento y apoyo en este país.

Termino con la frase que seguía a la anterior que cité de Sindo, dicha el 20 de octubre de 2006, y más necesaria que nunca de ser escuchada:

⤽Yo creo que los periódicos ya están muertos, así que no me interesan. Me preocupa más la muerte del periodismo, su salud, eso sí.⤝

Mis mejores deseos a la magnífica plantilla de profesionales (periodistas y técnicos) de Soitu. Descanse en paz el medio, siga adelante la fuerza que lo hizo nacer.

Visto ahora mismo en UTOI

Visto ahora mismo en UTOI

Viñeta vía Marcosymolduras en UTOI.

Justicieros distribuidos

Una de las acciones descentralizadas de los puntos negros

Una de las acciones distribuidas de los puntos negros

Definitivamente creo que las performances está sustituyendo a la mera protesta o acciones violentas como reacción a las injusticias sociales. Hay muchos ejemplos, y hoy, buscando temas para PlanetaCrisis.com he encontrado uno genial: Lospuntosnegros.org.

Se trata de acciones directas y totalmente distribuidas (y esto les da un poder de difusión sin más límite que el interés que genere la propuesta en la sociedad). No hay organización más allá de la web, cualquiera puede ponerse un antifaz blanco, dirigirse hacia la sede o sucursal de la entidad/administración/organización X que considere que tiene parte de culpa en la actual crisis y echarse una foto o grabarse un vídeo explicando por qué la señala.

Un ejemplo:

El tema en PlanetaCrisis.com

Es genial. A ver si me animo, cerca de mi casa hay una tienda que venden disfraces y seguro que tienen antifaces 😉