El periodismo después del negocio, en el SICARM 09

El pasado miércoles estuve en el SICARM 09 invitado por Sergio Mahugo y en donde coincidí con nuestro dircom 😉, con Jesús Gordillo y con Marilín. Estuve hablando sobre periodismo, medios, crisis y ONGs. Lo que hice fue desarrollar un poco más algo que ya conté hace muy poco en el post de ‘El medio como ONG‘.

Esta es la presentación que pasé aquel día:

Y aquí se puede ver el vídeo del momento (a partir del minuto 35 más o menos).

Hay mucho por andar en este nuevo camino que se abre. Mucho que leer, que ver y que analizar. Por ahora voy a empezar por este interesante documento que me pasó el otro día @eliaws (¡muchas gracias!). En él se analizan las posibilidades de modelos sin ánimo de lucro, con bajo ánimo de lucro (el ya famoso L3C) y modelos cooperativos para tratar de cambiar el destino del periodismo. Queda mucho pero ya estamos en marcha 🙂

PD: Algunos tweets sobre el tema de @smmahugo, @dutopia o @gordilloegea.

El medio como ONG

¿Necesitan los medios ser grandes empresas con ánimo de lucro?

¿Necesitan los medios ser grandes empresas con ánimo de lucro?

Acabo de terminar de leer ‘El momento crucial‘, de John Carlin, y ‘Prensa y democracia‘, de Soledad Gallego-Díaz, ambos en Elpais.com. Tan imprescindibles, sobre todo el primero, un reportaje excepcional, que estaba viendo el BarÁ§a-Villarreal y -ojo- he dejado de ver el partido que dará la liga al mejor equipo del mundo para dedicar toda mi atención a los textos y ahora escribo este post con el partido en la 2ª parte. Cuando lo termine de escribir el barcelonismo estará ya sumido en el clímax máximo de un polvo que ha durado toda una liga.

También el periodismo está en una especie de clímax.

Lo que está claro es que el sistema empresarial de periodismo no se puede preservar

Lo dice Luis Ángel Fernández Hermana en el reportaje de Carlin, que en realidad no es un reportaje, es un enorme símbolo de interrogación (¿Existirá un modelo de negocio que permita mantener el periodismo que conocemos?). Carlin ha conversado y ha reflejado las visiones de los actores más reconocidos (hoy) en la industria de la prensa. Como el propio Carlin los clasifica, estos son “los blogueros” (así se refiere a los que aseguran la muerte del periódico), los “viejos rockeros” (o viejunos, a secas, que incluso creen que de esta saldrán fortalecidos) y los “mentes abiertas” o confusas (los que observan y analizan y no se atreven a concluir drásticamente un final concreto).

Lo más sabio podría ser pasar a engrosar las filas de estos últimos. Lo más sabio y lo más lógico, porque por desgracia nadie domina el arte de la adivinación. Pero si lo hiciera tendría una contradicción interna, porque aunque son cientos los factores a ponderar para dar en el clavo, eso que se llama intuición y que en realidad es un poso formado por experiencias propias, lecturas, convencimientos e incluso sueños y hasta manías personales me dice que el futuro del periodismo no pasa por estructuras empresariales y de lucro. De hecho esto hace bastante tiempo que lo creo, y ya lo he escrito alguna vez.

Reconozco obviamente que no siempre pensé igual. Recuerdo que cuando Juan Varela nos dijo a Christian y a mi que dudaba mucho que nunca pudiésemos mantener Bottup con un sistema basado en publicidad pensé que eso no sería así. Desde antes de iniciar la aventura de Bottup y hasta día de hoy creo en un periodismo basado en la comunión entre periodista profesional y ciudadano, en medios que se convierten en plataformas, en lectores que se convierten en usuarios y en una agenda blindada que se convierte en un campo sin puertas. Pero ya hace bastante tiempo que no creo en el periodismo como actividad empresarial (la comunicación creo que sí seguirá siéndolo).

Junto a Bottup existe Nxtmdia, que precisamente es una empresa (concretamente, la típica SL). La función real de Nxtmdia ha sido desde siempre tener una estructura jurídica a través de la cual poder generar ingresos que permitan mantener Bottup. Cuando, por ejemplo, red.es paga a Nxtmdia cada mes por editar su blog oficial, ese dinero sirve para pagar el servidor de Bottup o para alimentar parte de mi mínima nómina, la que me permite dedicar tiempo a Bottup y no tener que buscar trabajo en algún medio, lo cual con la que está cayendo tampoco sería fácil. Aunque Nxtmdia es una SL, en realidad se comporta como una pequeñita fundación.

A corto-medio plazo mi objetivo es que Nxtmdia crezca para que Bottup y otros proyectos (y los que puedan nacer) crezcan. Con esto queda patente que Varela tenía razón y con ello hago una apuesta personal por un modelo que no se podrá basar en buscar beneficio económico para accionista alguno.

Si quieres podemos hablar de Periodismo como si hablásemos de ecologismo o cooperación al desarrollo. Sé que a muchos esto les parecerá una burrada, pero apuesto (y me gustaría mucho acertar) por un sistema organizativo de esta profesión más similar al de las ONG que al de las empresas tradicionales. Las ONG, si consiguen ser relevantes (palabra clave para cualquier medio, ¿no?) obtienen financiación por varias vías. Y hay ONGs con más empleados que el New York Times. Y hay ONGs donde sus afiliados también deciden sobre su acción y su estrategia. Además, todo el mundo sabe que las donaciones a ONG desgravan. Grandes bancos y los gigantes de cada sector de la economía prefieren crear fundaciones para gestionar parte de sus excedentes de capital antes que hacerlos pasar por la caja del Estado y a través de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC, otra revolución de nuestros días) prefieren ser ellos en lugar del Gobierno los que decidan qué hacer con ese dinero. Y mucho de ese dinero va a parar a ONGs.

Y para los que creen que la industria de la prensa es necesaria para salvaguardar la democracia, hay ONG que también contribuyen a ello. Al fin y al cabo una ONG no es más que una de las dos formas jurídicas sin ánimo de lucro que existen: una asociación o una fundación (sobre todo esta última). El reportaje de Carlin cita uno de los casos más significativos de éxito de esta fórmula: el mismísimo The Guardian, que es editado por una fundación. Y existen muchos más, pero la mayoría se trata aún de medios pequeños, muy de nicho -como poublicaciones de asociaciones de consumidores- o muy ideologizados, pero ojalá pronto se amplíe este abanico.

A menudo uno oye o lee que “esto es un negocio, chato, no una ONG”. Creo que lo de ‘negocio’ ha quedado ya bastante en entredicho. Ahora se trata de ver como hacemos para que el periodismo no sólo siga existiendo, sino que mejore como el servicio público que siempre debió ser. Fórmulas para empezar a trabajar y para tener en cuenta hay muchas: el crowdsourcing y el crowdfunding son, en mi opinión, las más propicias para salvar al periodista del barco que se hunde.

Creo que al final de todo estarán los periodistas tratando de construir plataformas que sean relevantes para ciertos usuarios, que éstos serán activos protagonistas de las mismas y que todo ello se financiará de manera similar a como lo hacen hoy día otro tipo de fundaciones. Y eso, si llega a ser realmente así algún día, será una buena noticia: el tradicional contador de ellas se habrá salvado y estará siendo útil y relevante para la ciudadanía.

PlanetaCrisis.com, un nanomedio social fruto de los tiempos que vivimos

Captura de pantalla de la portada hace unos minutos

Captura de pantalla de la portada hace unos minutos

Comenzamos un nuevo experimento. Se llama PlanetaCrisis.com y es un nanomedio cuyos contenidos giran exclusivamente en torno a un hecho aparentemente contextual: la crisis económica.

Hemos tratado de levantar un medio de nicho con estas tres patas:

  1. Información específica
  2. Comunidad en torno al tema
  3. Actividad social (comunidad+foros)

La información se publica pensando en el ciudadano medio. Alguien que diariamente es bombardeado con cifras y datos inconexos que lo único que consiguen es confundirlo más (quizá es el objetivo). Nosotros le hablaremos de ofertas como esta, irregularidades de la administración que fastidian mucho como ésta y, por qué no, temas curiosos como éste. También una pequeña selección audiovisual.

A la comunidad no queremos poseerla, sino seducirla. Por eso no vamos a tratar de fichar (o registrar) a nadie. Facebook es la red social más amplia y que permite más interacción a través de su API, así que vamos a construir nuestra propia comunidad partiendo de los perfiles de Facebook.

Foros. Quizá a alguien le suene a web 1.0, pero los foros no hay quien los hunda. Sobreviven siempre. Son la expresión más genuina de colaboración y participación y al menos hasta hoy no se ha inventado nada que les haga irrelevantes. En PlanetaCrisis.com hemos dispuesto ya algunos. Aún no hemos empezado a moverlos, pero en breve lo haremos. Creo que es el complemento perfecto a las otras dos patas.

Para acabar: PlanetaCrisis.com es una experiencia abierta. Acabamos de empezar y aunque nolo parezca está todo por hacer. ¿Te apetece formar parte? Buscamos:

  • Bloggers
  • Moderadores para los foros
  • Agitadores social media

Te esperamos.

PD: Estamos en fase menos que beta (iba a decir Alpha pero me suena pedante ;), cualquier tipo de Feedback en los comentarios o en privado es más que bienvenido 🙂

Los medios se están tragando a los periodistas

Literalmente. El mismo día que dedica su portada a sangre al paro, el diario ABC anuncia -por otros medios, no en el suyo: vergüenza la justita– un ERE para depedir a 238 trabajadores, más de la mitad de una plantilla de 456 (ojo a qué medio enlazo). Hace sólo unos días que cerraba el gratuito Metro, dejando en la calle a 83 personas. ADN.es cerró hace unas semanas en falso echando a la calle a 40 de los mejores profesionales del periodismo digital de nuestro país. La deuda y la caída de la publicidad derrumban a PRISA. El Grupo Joly no renueva a sus trabajadores digitales. El gratuito Qué! tampoco se libraba del ERE. Localia también cerraba por los lamentables motivos que todos conocemos. El ERE ratificado en el Grupo ZETA se lleva por delante finalmente a 442 profesionales. 20 minutos no se libraba de despedir. Los medios públicos (propagandistas por imposición, en este caso) tampoco se libran: Telemadrid anuncia 80 despidos. Mientras, se esperan aún muchos más despidos, por ejemplo, en Unedisa, donde la horquilla aún baila entre 200 y 400 puestos de trabajo a destruir. Algunos estiman en más de 5.000 los periodistas que se quedarán sin trabajo durante este nefasto año. 4.000 ya lo perdieron en 2008. Y mientras los grandes grupos editores se fijan en Sarkozy y se van a La Moncloa a estir la chaqueta de Zapatero (y de su Majestad, si hace falta).

Mucho número negro que podemos ver en este mapa:

Mapa interactivo de Meipi donde se muestran todos los despidos, EREs, conflictos y huelgas en los medios españoles. He ampliado la ciudad de Madrid para que se vea en detalle el mayor número.

Mapa interactivo de Meipi donde se muestran todos los despidos, EREs, conflictos y huelgas en los medios españoles. He ampliado la ciudad de Madrid para que se vea en detalle el mayor número. Es recomendable consultarlo en su sitio original (y ya de paso conoces Meipi, una muy buena herramienta).

De esto se pueden hacer muchas lecturas. Algunas de ellas:

  • Es algo pasajero debido a la crisis económica que afecta a todos los sectores. No es culpa de nadie en concreto.
  • Es algo que se veía venir, pero que se solucionará aplicando algunos cambios en cómo funcionan los medios.
  • Es una crisis estructural que afecta a cómo se concibe la información (un negocio) y que está arrastrando a una profesión entera (el periodismo) hacia el pozo al que la conduce los que manejan dicho negocio por su equivocada visión.

Dice Juanlu en su último y certero post:

“Las empresas informativas son tiburones sin escrúpulos que juegan con ideologías, vocaciones e intereses (…) Pero hagamos lo que esté en nuestra mano para que la profesión pueda refundarse después de esta doble crisis. Con ellos o sin ellos. Probablemente sea una de las últimas oportunidades”.

No sé si estamos ante la última oportunidad, pero desde luego éstas no van a ser infinitas. Cita también Juanlu una conversación en el blog de otro amigo, David Martos, en la que concluyen que la obligación del periodista, para sobrevivir a esta debacle, pasa simplemente por mostrar su utilidad a la sociedad, a fin de que ésta no nos cambie por un algoritmo.

¿Un trabajo para emprendedores sociales?

Hace unos días leía en The Huffington Post un artículo que me hizo reflexionar. Me lo pasó Kenny Klewett, de Ashoka España. Se titula “Como salvar a los periódicos” y es bastante revelador. En él se habla de un modelo de negocio híbrido (llamado L3C) a medio camino entre la financiación propia y la privada procedente de fundaciones. Se trata de encontrar editores dispuestos a poner el periodismo por delante (por delante de dividendos a final de año, se entiende). Entender el periodismo como una profesión social. Un trabajo para emprendedores sociales, financiados a través de fundaciones, programas de Responsabilidad Social Corporativa, programas públicos y por la propia sociedad.

Pero claro, para que eso sea posible es necesario que:

  1. El periodista logre convencer a la sociedad de su necesidad
  2. Los medios dejen de ser unidades de negocio que cotizan en bolsa, con inversores que nada les importa la profesión y cuyo trabajo (especular) es el que, en parte, ha alimentado al actual monstruo de la crisis.

¿Cómo evitar ser devorados?

Periodismo y derechos humanos. Periodismo ciudadano. Iniciativas globales. Redes sociales de ciudadanos interesados en temas o en ámbitos geográficos concretos. Herramientas. Apoyo a los emprendedores sociales. Dignidad. Ilusión. Valentía. Vocación. Ganas. Con esto creo que es suficiente para comenzar a buscar un camino viable para nuestra profesión de hoy en adelante.

Ya lo dijo el maestro polaco antes de Internet y de la crisis: los cínicos no valen para este oficio.

MediosON: los digitales tradicionales se unen (actualizado)

medioson

Logo de este nuevo lobby de la industria mediática tradicional

Leo este teletipo de Servimedia en Ecodiario (en Antena 3 noticias lo sacaron primero pero lo quitaron enseguida…). En resumen:

Varios grupos de comunicación con medios digitales han creado la Asociación Española de Medios de Comunicación Online (MediosOn). Los socios fundadores de MediosOn son Unidad Editorial Internet, Prisacom, 20minutos.es, Vocento, Grupo Godó, Grupo Editorial Prensa Ibérica, Zeta Digital y Antena 3 Multimedia.

Su objetivo es promover los intereses comunes ante anunciantes, agencias o medidores de audiencias, así como conseguir un marco legal que permita crecer a la prensa “on line” dentro de unas reglas comunes de juego.

Por ahora poco se sabe, aparte de lo que dice el teletipo, que también cita quiénes ocuparán los cargos de este nuevo lobby presidido por Koro Castellano.

A falta de más información, que supongo aparecerá pronto en el blog oficial (por lo visto Juanjo Amorín anda haciendo pruebas), me quedo con esta reflexión en forma de comentario dejado por Joaquín Moral en 233grados.com:

(…) Parece evidente que los mismos medios que han creado esa asociación son los que han pedido ayudas gubernamentales para el sector. No parece una coincidencia. Tampoco es una coincidencia que no hayan invitado a ningún medio nativo digital. El olfato me dice que la asociación va destinada a hacer ‘lobby’ para conseguir esas ayudas..¿quizás uniéndolas a la innovación y las nuevas tecnologías?(…)

Hagan sus apuestas.

[Actualización]

Uno de los vocales de MediosON, Ángel Angulo, a quien conozco personalmente, se ha tomado la molestia de escribirme para aportar más información sobre los objetivos de esta nueva asociación (a la que hoy se han sumado nuevos medios, algunos nativos digitales). Ángel me cuenta que:

Uno de nuestros principales objetivos es la integración, y sobre todo integrar a los medios nativos de internet, pero alguien tiene que dar el primer paso y empezar a caminar, en este caso hemos sido nosotros, pero en los próximos días tendrás noticias de las nuevas incorporaciones de medios 100% nativos de Internet que formarán parte de MediosOn [cierto, como hemos visto hoy].
En segundo lugar, entre las principales líneas de trabajo para este año, me gustaría destacar las siguientes: trabajar para la mejora de las audiencias, el mapa de IP´s provinciales, los estándares de vídeo y muy fundamentalmente el derecho a la información, para que cualquier medio nativo online pueda ser considerado como cualquier otro a la hora de pedir una acreditación, etc.

Ángel me ha explicado que son conscientes de que estarán en el “punto de mira” hasta que se demuestre que son una asociación abierta. Por lo visto hoy, por ahora no se puede dudar de que la intención es sincera. Habrá que estar atentos a los siguientes medios que se unan y al ritmo de crecimiento de un lobby que podría llegar a ser realmente grande.

Y ya que estábamos, me he permitido la pequeña osadía de sugerir una línea de trabajo: crear laboratorios conjuntos (con recursos ídem, se entiende) de nuevos medios para testar nuevas formas de generar contenidos digitales que luego cada medio pueda desarrollar por su lado una vez vista su viabilidad.

Profesionalidad y talento como regalo de despedida

Captura de pantalla de la nueva ADN.TV, estrenada hoy

Captura de pantalla de la nueva ADN.TV, estrenada hoy

Hace un ratito que ADN.es está de estreno con su nueva ADN.tv. Sí, pese a que el cierre de este medio está más que comunicado y que las negociaciones entre los trabajadores y la empresa no están precisamente en su fase inicial, ya ves, la profesionalidad no conoce de rencores.

La nueva ADN.tv, un bebé nacido para morir pronto, tiene alguna de las características que por lo visto tanto asustan a los ejecutivos de los medios tradicionales: es diferente, innova en contenidos y en continente y crea nuevas reglas. Así, vemos que se apuesta por usar la ‘preview’ en ‘mouse over’ a modo de titular, ciertamente el titular natural de un vídeo bien puede ser ese y no un texto. A lo Mediastorm. También los contenidos, como ‘Mis 3 minutos’, idea inspirada en el Onbeing de The Washington Post.

Como dice Adriano Morán, su responsable: “Es un cambio no sólo de portada, sino de navegación, ahora más profunda. Es una página en sí misma”. Adriano, junto al equipo técnico, de diseño y el resto de la redacción nos dejan este regalo de despedida. La mejor manera de decir “adiós” a Planeta y “hola” nuevos proyectos que, indudablemente, les llegarán. Como mi buen amigo Áñigo, que ha decidido que su excelente trabajo (eso lo digo yo, claro) no se entierre en los escombros de ADN, y lo está recuperando para su blog, que muestra a modo de portfolio para encontrar un nuevo empleo. También sé que no le faltarán las ofertas.

Buenos y valientes.