Creative Reporter, nuevo modelo de negocio basado en el Periodismo 3.0

Se trata de una red de unos mil periodistas ciudadanos que en seis meses han publicado unos 1.500 artículos. Es Creative Reporter, una red social de valoración colectiva de la información destinada a usuarios que no les interesa publicar en un blog personal.

También se recomiendan blogs, posts y links. Un dato importante: Son pagados con 6 dólares por cada artículo publicado. Eso sí, en las condiciones que aceptas al hacer el ‘sign up’ encontramos que se quedan con los derechos de autor de lo que publiques durante 5 años, pudiendo explotarlos como mejor convengan…
La pregunta:

¿Cuál creéis que es exactamente su modelo de negocio? 6 dólares parece poca cosa pero si los han pagado por los 1.500 artículos ya publicados, han desembolsado 9.000 dólares en seis meses.

La respuesta:

Los artículos enviados a Creative Reporter son mandados a alguno de los 55 blogs que posee Creative Weblogging, empresa propietaria de la primera, fundada en Alemania pero radicada ahora en California y que -y aquí se resuelve la pregunta- sirve más de 5 millones de páginas al mes en sus blogs, llegando a más 1,5 millones de usuarios únicos en el mismo periodo. Con esas cifas, podemos imaginar sus ingresos por publicidad.

Concluyendo:  Negocio redondo. Una vez creada la masa crítica de audiencia para sus blogs, resulta mucho más barato pagar 6 dólares por artículo seleccionado para salir en ellos que pagar el doble por cada hora de trabajo de un periodista que quizá no siempre tenga su mejor día. Además, en Creative Reporter, los editores de Creative Weblogging pueden analizar la popularidad de los artículos antes de mandarlos a sus blogs premium, asegurando de esta manera el ofrecer unos contenidos de éxito contrastado. Así pues, con un gasto medio anual de 18.000 dólares nutren de contenidos 55 nanomedios de éxito, y reciben un retorno de la inversión segura y desproporcionadamente superior al gasto de producción.

Estamos ante otro nuevo modelo de negocio exitoso que se aprovecha del periodismo 3.0.

Conferencia de Dan Gillmor

Dan Gillmor

Personalmente no me gusta el término “gurú”, pero si alguien es “gurú” de algo ese es Dan Gillmor respecto al periodismo 3.0. Autor de “We the Media:Grassroots Journalism by the People, for the People” (“Nosotros, el medio: Periodismo de base por la gente y para la gente”) y fundador del proyecto Bayosphere. Fue columnista del Financial Times,The Mercury News y Silicon Valey. Este video se grabó en marzo de este año en Buenos Aires, en el marco de unas jornadas sobre periodismo digital organizadas por el diario Clarín.Si te ha interesado lo que cuenta Dan Gillmor y no tienes tiempo o dinero para hacerte con su libro (sólo en inglés), te recomiendo la lectura de:

ComVu: vídeo “ciudadano” en directo

banner de la empresa

Una empresa canadiense llamada ConVu ha sacado PocketCaster. Se trata de un servicio gratuito para teléfonos con cámara y Windows Mobile 5 que permite transmitir vídeo desde cualquier parte.

Es un software que permite añadir etiquetas, localización a nivel global para dejar que el público pueda ver el punto de transmisión en mapa, función de video-blog automática y notificación instantánea a grupos vía SMS, mensajería instantánea o correo electrónico. La compañía espera que el vídeo sea la evolución natural del actual fenómeno de los fotoblogs. Según los responsables de la compañía:

“CNN está ya promocionando las noticias capturadas por ciudadanos normales con teléfonos móviles; es sólo cuestión de tiempo que periódicos y cadenas de televisión puedan conectarse sin barreras a vídeo transmitido en directo” 

El potencial del tema es difícil de conmesurar, a la par que fruto de una evolución previsible y lógica. ¿Estarán a la altura de esta tecnología los contenidos que se generen gracias a ello? Sería bonito trabajar para que sí.

Fé, Internet, cumpleaños y hostias que ya no son redondas

Pese a que no está presentable del todo, hoy inauguro mi nuevo blog. Es un día nublado, de un gris que difumina el horizonte que normalmente separa el mundo de las nubes y el de los marineros. A diferencia de hace justo 25 años, no llueve.

Como el nombre indica, esto es un blog personal. No obstante, dudo que mi vida privada interese a personas que no me conocen. Por eso, y porque a mi cada vez me interesa menos también, no voy a llenar este espacio de disgustos y alegrías, de divagaciones o métodos de supervivencia diaria.

Voy a intentar hablar de cosas más interesantes, cosas que requieren trabajo para ser seguidas, aprendidas. Y como soy periodista, o eso creo, voy a hablar de periodismo. Digital. De cómo este nuevo mundo por colonizar que es Internet crece más rápido de lo que nuestra vista es capaz de apreciar y de cómo, pese a eso, no dejamos de alimentarlo. Al fin y al cabo, consagramos nuestra fe digital cada día y las obleas que la Red nos da están dejando de ser redondas y blancas. De ellas hablaré.

Es 16 de abril de 2005, domingo santo, cumpleaños de un ateo religioso y de un creyente social.