elmundo.jpg

Hace 18 años fundó ‘El Mundo del Siglo XXI’, pero él es un periodista del siglo XX. Y de principios de. Un periodista de trinchera, pero no se equivoquen, no como las del gran Beriain (ya le hubiese gustado a Julio A. Parrado tener los medios de este colaborador de ADN.es). Hablamos de las trincheras rebosantes de ese fango pringoso fruto de la vil mezcla de periodismo, política e intereses empresariales e incluso personales.

Yo creo que en el fondo se cree un Hearst. Quién sabe si hasta persigue lo mismo que aquél.

Pedro J. Ramírez escribía ayer una de sus cartas dominicales (lleva más de novecientas). Aunque se refiere a ellos exclusivamente como ‘colegas’, el texto es un ‘repaso’ de arriba a abajo no sólo a los ‘colegas’ de El País -que también ayer tenían un día especialito-, sino a todo PRISA. Para muestra, el primer párrafo de la carta:

“Nuestro periódico no regala ni relojes, ni edredones, ni tazas, ni sartenes. Pero vaya por delante mi agradecimiento a estos apreciados colegas que al convertir cada quiosco en una chamarilería y orquestar este fin de semana su ruidosa kermesse heroica”

Tras un fenomenal alarde de ingeniería matemática, Pedro J. demuestra la superioridad de su grupo frente a PRISA en cuanto a audiencias (aunque sea capaz de sumar los lectores diarios de El Mundo a los usuarios mensuales de Elmundo.es). Reprocha -con toda la razón, aquí sí- a su rival los tejemanejes con la OJD primero y con Nielsen después.

Lo mejor, para mí, no son sus ataques a este grupo, sino cómo él mismo se deja en evidencia diciendo cosas como:

“Dijimos que «EL MUNDO no servirá jamás otro interés sino el del público» y que «jamás utilizará la información como elemento de trueque u objeto de compraventa en el turbio mercado de los favores políticos y económicos» y lo hemos cumplido”

Para luego decir alegremente, en relación a la Guerra de Irak, que:
“…hubo un periódico [El Mundo] que llegó a la conclusión de que un gobierno [PP] al que había apoyado durante una legislatura y media y al que le unían lazos ideológicos y personales de cierta entidad estaba cometiendo una equivocación grave.”

En otras palabras: “aunque apoyamos al PP en todo lo que pudimos, lo de Irak es que…”. En fin

No es el único, pero sí uno de los que con más desparpajo ejercen el Periodismo como un mandato de poder, mesiánicamente. Lo viene demostrando desde hace tiempo, dejó claro que de ‘Siglo XXI’, nada de nada cuando apartó a Gumersindo Lafuente de Elmundo.es. Y ahora, con esta carta, sólo reafirma lo que ya sabíamos.

Puedes lee su carta entera aquí (No está colgada en Elmundo.es)

Published On: 22 octubre, 2007 · Categories: Comunicación y periodismo · 3 Comments ·

About the Author: Pau Llop

Periodista. Producto y servicio digital. Más info. Contactar.

3 Comments

  1. Chiqui 22 octubre, 2007 at 7:19 pm - Reply

    La pena es que estupendos profesionales tengan que someterse a su implacable yugo dictatorial. Realmente siniestro y un cáncer para la prensa española

  2. Rosendo 14 noviembre, 2007 at 1:53 pm - Reply

    Realmente siniestro y un cáncer para la prensa española…

  3. blog 12 diciembre, 2007 at 1:32 pm - Reply

    greatings…

    Agree…

Leave A Comment

Categorías

Archivos

APM (3) Ashoka (5) Barcelona (3) Bottup (10) contenidos digitales (5) crisis (3) crisis medios (6) crisis periodismo (9) crowdfunding (6) Cáceres (3) derechos de autor (3) EEUU (4) Emprendedores sociales (4) emprendimiento (7) emprendimiento social (4) Eventos (4) formación (5) Google (8) Innovación (11) Internet (5) libertad (4) libros (3) Madrid (3) manifiesto (3) Medios (12) MIP (4) modelo de negocio (4) modelos de negocio (4) neutralidad de la Red (5) Newsroom.land (3) Nxtmdia (9) P2P (3) Periodismo (44) Periodismo ciudadano (7) Periodismo digital (4) Periodismo emprendedor (4) periodismohumano.com (5) Periodistas (4) Política (4) proyecto (3) radio (3) Redes sociales (3) social media (5) startup (5) UX (4)