Perdón, pero el cambio de vida…

embajadores-acacias
Foto: pasillo del transbordo Embajadores-Acacias.

Eso, que estoy en pleno cambio de vida, que es lo que te pasa cuando cambias de ciudad. Voy a ciudad por año desde 2002 (Cerdanyola, Madrid, Edimburgo, Alicante, Granada), es agotador. Ahora estoy en Madrid, buscando piso y sufriendo la prepotencia de inmobiliarias y algunos caseros que creen que tener cuatro paredes para arrendar les otorga poder sobre la vida de los demás. Muchos te torean cosa mala, máxime si no vas con nómina en la boca.

Estoy muy cansado pero creo que la búsqueda se acerca a su fin, a no ser que alguna otra desfachatez lo trunque. En fin, escribo esto para disculparme por no volver al ritmo que se espera en septiembre. Luego vendrá limpiar y pintar (seguramente) y lo peor de todo y que el año pasado ya sufrí: esperar la lentitud de telefónica y del correspondiente ISP para tener internet en casa. Dios quiera que haya algún bendito vecino de wifi abierta hasta entonces y pronto vuelva la cosa a la normalidad, y espero que esta vez esta no se vuelva a romper en septiembre… 🙂

Comparte:

8 comentarios en “Perdón, pero el cambio de vida…”

  1. Todavía no soy tan rico como para ofrecerte piso (todo se andará), pero si necesitas ayuda en tu búsqueda, yo -como Daze- también sé qué son estas cosas. Yo llevo dos años en Madrid y tres casas (buscando la cuarta ya), así que imagina.

    Saludos!

  2. Gracias amigos, cuando esté asentado ya lo diré para que comiencen a venir visitas (litrona o vino bajo el brazo). Joder Borja, qué movilidad domiciliaria! Supongo que consecuencias de compartir piso… ¿no?

  3. Bueno… realmente fue el cambiar a un compi de piso por la señora que maneja mis destinos, que viene a ser tan culo inquieto como yo. Así que… Pero bueno, ahora es para (intentar) comprar, así que tenemos excusa.

  4. José, iré a Candeleda cuando llegue el ansiado día (tantas veces soñado en conjunto) del B&B&B (Recuerdas lo que significaba la tercera ‘b’, no?) 😉 Muchas gracias tronco!

    Ali, no es una claudicació, a mi m’agrada molt Madrid, de fet estic ben pagat d’haver torbat pis, el mal es que estava molt brut, portem cinc dies netejant i encara ens falta per acabar… Estàs convidada, ja ens visitaràs, no? B7s!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *