Aprendiz de voluntaria, y contándolo

Ana María Roncero es una joven periodista que, harta de la rutina de su profesión en el axfisiante Madrid de nuestros días, ha aprovechado el verano sin vacaciones pagadas para irse a la aventura latinoamericana con el corazón abierto. Ha comenzado por Honduras, y ahora está en ‘Tegus’, como cariñosamente llaman sus habitantes a la capital hondureña, Tegucigalpa.

Le espera aún la selva amazónica en el interior del Perú y, más adelante, México.Nunca fue cooperante, aunque su solidaridad ya la ha demostrado trabajando anteriormente en su tiempo libre en defensa de los animales. Ahora acude a nuestros países hermanos a echar una mano en lo que más sabe: escribir. Ayudará a niños y niñas a aprender y capacitará a jóvenes amazónicos para divulgar las excelencias turísticas de sus tierras en favor de la economía local.

Y por si fuera poco, lo fotografía y lo cuenta en Bottup. No en vano, su sección se llama ‘Letras contra la pobreza’. Es una suerte de cuaderno de bitácora y crónica periodística. Ya lleva tres títulos, y seguirá hasta su regreso a España en septiembre:

Tanto ella como nosotros esperemamos que os resulte interesante.

Foto: Ana con los niños de la escuela de Santa Teresa, Tegucigalpa (Honduras)

Comparte:

1 comentario en “Aprendiz de voluntaria, y contándolo”

  1. Pingback: Rosa J.C. » Blog Archive » Letras contra la pobreza

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *