Los anunciantes miran cada vez menos la TV

Al clásico spot de 30 segundos en televisión le quedan cuatro telediarios, nunca mejor dicho. Según un estudio realizado por la Association of National Advertisers entre un gran grupo de diversos anunciantes que en conjunto invierte en publicidad más de 20.000 millones de dólares al año, el 78% de ellos cree que esta forma de publicidad ya no es efectiva.El vídeo on-demand, el DVR, y, sobre todo, el futuro de una Internet plagada de TV interactivas hipersegmentadas en cuanto a audiencia van a “reducir” o “destruir” directamente ese formato publicitario del que todos nosotros llevamos miles de horas visionadas en nuestra vida.

Consecuencia de esta toma de conicencia, una de las medidas que han declarado que van a tomar es invertir más porcentaje de su presupuesto publicitario en la web (un 80% de los encuestados), y 68% mira con interés la inclusión de mensajes en los motores de búsqueda de la red.

La pregunta que se me ocurre ante esto es…

¿Qué pasará si, como prevén muchos expertos, se acaba imponiendo el PC familiar, dotado de banda ancha y un cómodo mando a distancia? ¿Si la experiencia del usuario en Internet deja de ser individual, solitaria, y comienza a ser social, como ha ocurrido siempre con la TV?

La respuesta…

Si sin contar para el estudio con este condicionante, los anunciantes ya han demostrado que apuestan cada vez más por Internet como soporte para sus mensajes, si finalmente triunfa el “PC Familiar”, es lógico pensar que la publicidad no sólo aumentará cuantitativamente en la Red, sino lo que es más importante: cualitativamente. ¿Llegará Internet, por fin, a ser rentable para proyectos basados en contenidos, sin que estos proyectos tengan por que ser a gran escala? ¿Habrá diversificación en la inversión publicitaria o se concentrará en grandes holdings de medios, imitando lo que ocurre actualmente con los medios “analógicos”?

Conseguir que el previsible aumento de la inversión publicitaria online beneficie también a los nanomedios especializados, a los microcontenedores digitales, dependerá, en buena medida, de una decisión que supondrá un gasto importante inicial para el anunciante: estudiar y detectar nichos muy pequeños y segmentados antes de invertir. Es más cómodo – y al principio, incluso más barato- lanzar una campaña de medios a lo grande. Esperemos que sepan ver a largo plazo. Por ahora, parece que sí lo hacen. Están mirando cada vez menos la TV y cada vez más la web.

Comparte:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *